A continuación te presentamos algunas definiciones importantes que te ayudarán
a comprender mejor cómo usar tus Tarjetas de Crédito.

 

  • Es un monto de dinero que se traduce en un porcentaje, el cual corresponde al precio que se paga por el uso del dinero (crédito) por parte del usuario de la Tarjeta de Crédito; por lo que la tasa de interés es el monto que el usuario de la tarjeta deberá pagarle al emisor por el uso de ese dinero.
  • La ley chilena ha estipulado, para el caso de los créditos, un límite de interés que recibe el nombre de “Tasa Máxima Convencional” y que no puede exceder en más de un 50% del Interés Corriente.
  • El interés corriente es el interés promedio cobrado en las instituciones financieras establecidas en Chile. Los promedios se establecen en relación con las operaciones efectuadas durante cada mes calendario y las tasas resultantes se publican en el Diario Oficial y en esta SBIF durante la primera quincena del mes siguiente.
  • Tasa Fija: Significa que tu crédito mantendrá un interés fijo a lo largo del período del préstamo. Una Tasa Fija te dará la seguridad de saber que el interés nunca cambiará mientras dure el préstamo, es decir, que las cuotas son pactadas de antemano y son inamovibles.
  • Tasa Variable: significa que tu crédito tendrá un interés variable a lo largo del período del préstamo. El interés puede variar de acuerdo a las condiciones pactadas mientras dure el préstamo.

La tasa de interés mensual que el Emisor de una Tarjeta de Crédito aplica al saldo insoluto que resulte de la diferencia entre el Monto Total a Pagar y el Monto Mínimo a Pagar o la suma superior a este que se hubieren pagado efectivamente por el Consumidor en la fecha o plazo de pago establecido para ello.

En el Estado de Cuenta de Lider MasterCard, la Tasa Mensual de Crédito Refundido informada será referencial para el siguiente período de facturación y su determinación definitiva se efectuará el día de la transacción de acuerdo a los parámetros objetivos previstos.

La tasa de interés mensual de la Tarjeta de Crédito para las compras que se hayan efectuado en cuotas en el Periodo de Facturación, y que se aplica desde el día de la transacción.

En las Cotizaciones, Hoja Resumen y en el Estado de Cuenta deberá informarse de manera referencial, el máximo de Tasa Mensual de Compras en Cuotas que regirá para el siguiente periodo de facturación, y su determinación definitiva se efectuará el día de la transacción de acuerdo los parámetros objetivos previstos por Emisor.

La Carga Anual Equivalente (CAE) es un indicador que, expresado en forma de porcentaje, revela el costo actual del total de créditos en curso, ya sea por Compra Simple (sin cuotas), Compra en Cuotas o Avance en Efectivo, cualquiera sea el plazo pactado para el pago de cualquier obligación.


Este indicador tiene como finalidad que el cliente pueda comparar créditos (de igual monto y plazo) en distintas instituciones financieras y cotizar mediante este indicador.

 

Para calcular el CAE se incluyen todos los costos del crédito en una fórmula que finalmente arroja como resultado un porcentaje, el cual permite comparar el costo total con otras empresas que ofrecen el mismo crédito.


Con ese porcentaje puedes comparar costos para créditos del mismo monto y plazo, considerando que el más barato será el que tenga el menor CAE.

Es un indicador que, expresado en forma de porcentaje, revela el costo actual del total de créditos en curso, ya sea por Compra Simple (sin cuotas), Compra en Cuotas o Avance en Efectivo, cualquiera sea el plazo pactado para el pago de cualquier obligación.

Es el monto que considera todos los movimientos de la Tarjeta de Crédito, incluidos los costos, cargos, comisiones e impuestos y el saldo pendiente de pago del período anterior, si lo hubiere..

 

Es el saldo insoluto del Monto Total Facturado a Pagar del período anterior que se ha capitalizado y que ha devengado intereses desde la fecha de pago del Estado de Cuenta anterior.

Monto correspondiente al costo de la cobranza extrajudicial de una obligación vencida y no pagada en la fecha establecida en el contrato, sólo se puede cobrar si han transcurrido quince días corridos desde el atraso, según lo dispuesto en el artículo 37 de la Ley de Protección del Consumidor.