• Medio de pago y financiamiento que le permita a su titular o usuario, disponer de un crédito del emisor de la Tarjeta, para adquirir bienes o servicios en establecimientos afiliados al correspondiente sistema, hacer giros de dinero en algunos casos, y otros beneficios que ésta pueda otorgar.
  • Este medio de pago tiene asociada una línea de crédito por un monto determinado, el cual está aprobado previamente por el emisor. Adicionalmente este medio de pago permite comprar en cuotas que van desde 1 a 36 meses.
  • Es muy importante saber que las Tarjetas de Crédito son intransferibles.
    Cada Institución Financiera tiene su propia política de crédito en la que se señalan los requisitos para optar a una tarjeta de crédito, sin embargo pasamos a detallar requisitos más comunes:

  • Edad mínima entre 18 y 24 años
  • Acreditación de renta, la que es definida por cada entidad financiera.
  • Continuidad Laboral, la que es definida por cada entidad financiera.
  • Buenos antecedentes comerciales.
  • Cédula de identidad vigente
  • El emisor de la Tarjeta de Crédito es la institución financiera que autoriza y emite la Tarjeta de Crédito en favor a una persona para que pueda utilizarla como medio de pago, en los establecimientos afiliados al sistema y usarla para otros servicios que éste disponga.
  • Para determinar el monto de la Línea de Crédito o cupo disponible, el emisor realiza una evaluación crediticia del cliente para determinar si en el futuro contará con los ingresos suficientes para hacer frente a sus obligaciones de pago, evaluando tus antecedentes de renta, financieros o comerciales, edad, antigüedad laboral, nivel de endeudamiento, etc.
  • Por el crédito y uso de la tarjeta, el usuario se compromete con el emisor a devolver el crédito, y a pagar los intereses asociados a éste, las comisiones de tarjeta y servicios, y cualquier otro gasto pactado.
  • Para hacer una compra con Tarjeta de Crédito, se debe presentar la tarjeta en el comercio.
  • Allí deberás ingresar tu clave secreta o PIN. Este es un código que tú seleccionas, personal e intransferible, que te permite habilitar tu tarjeta para realizar comprar o giros de dinero; es por esto que es tan importante no entregar tu clave secreta a nadie.
  • Por último, el comercio te debe entregar una copia del “voucher”, documento donde se establece el valor total de la compra. Es importante guardar los vouchers ya que es tu comprobante de compra y te premitirá compararlo con tu Estado de Cuenta.
  • Además, mensualmente el emisor de la Tarjeta de Crédito debe enviar por correo o e-mail el Estado de Cuenta con toda la información de los movimientos, pagos, comisiones, cobros de mes y monto a pagar del mes.
  • Comisión Mantención o Administración: son cobros mensuales asociados a la operación, mantención, administración y uso de la cuenta, por parte de la institución emisora.
  • Intereses: cobros de intereses por las compras financiadas, giros de dinero o uso de la Línea de Crédito de la tarjeta (modalidad Refundido).
  • Seguros asociados a la Tarjeta de Crédito: seguros contratados voluntariamente que te protegen a ti y/o a tus beneficiarios en caso de que ocurra alguno de los eventos para lo cual lo contrataste, cubriendo todo o parte de la deuda que tenías en tu tarjeta.
  • Refundido es una de las formas que tienes de pagar el uso de tu Línea de Crédito. Consiste en realizar un pago menor al total facturado en el período (llamado Pago Mínimo), donde el saldo (la diferencia entre lo facturado y lo pagado), genera una nueva deuda, lo que se denomina Refundido y se le aplica tasa de interés Refundido. El monto mínimo que se puede pagar, para la modalidad Refundido es el Pago Mínimo.
  • Pago Mínimo: opción de pagar un monto menor al total facturado del mes, que se recomienda utilizar sólo en caso que no sea posible pagar el total facturado del período ya que genera un nuevo crédito (Refundido).

La morosidad ocurre cuando no cumples con la fecha de pago de la tarjeta. El emisor puede cobrar intereses sobre el monto adeudado y cobrar los gastos de cobranza correspondientes, por eso es muy importante que no te atrases con los pagos. En caso que tengas apuros, es preferible refinanciar tu deuda o pagar el Pago Mínimo, y así aliviar tus pagos.

 

  • Los impuestos son una obligación establecida por ley, y el impuesto de Timbres y Estampillas es el que se aplica a todas las operaciones de crédito.
  • El Impuesto de Timbres y Estampillas (Decreto de Ley Núm. 3475). Este impuesto se aplica a todas las operaciones de créditos solicitados por cualquier persona o empresa y se paga a la entidad financiera que otorga el crédito. Las Tarjetas de Crédito también están afectas a este impuesto, cuando se utilizan para Avances en Efectivo, vuelto en caja, o créditos de consumo.
  • El Impuesto de la Ley de Timbres y Estampillas se aplica con una tasa del 0,066% sobre el monto del crédito, por cada mes o fracción de mes que medie entre la emisión del documento (la fecha de transacción) y la fecha del último vencimiento, tasa que no podrá exceder del 0,8%.